Promocion Especial en mi nuevo eBook

La vaginosis bacteriana es una condición común aún poco entendida en la que se altera el equilibrio de las bacterias en la vagina.

vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana por lo general no causa ningún dolor o quemazón vaginal, pero a menudo causa un inusual flujo vaginal. Si sufres ese efecto junto a los siguientes es probable que tengas una vaginosis bacteriana:

  • Fuerte olor a pescado, especialmente después de la relación sexual
  • Flujo de color blanco o gris
  • El flujo se vuelve mucho mas acuoso de lo normal

La vaginosis bacteriana no es grave para la gran mayoría de las mujeres, a pesar de ello si que pueden surgir complicaciones si estas embarazada.

Sobre la mitad de las mujeres con vaginosis bacteriana no llegan a presentar síntomas por lo que en estos casos no representa ninguna amenaza para la salud o el embarazo.

Test de Análisis Vaginal GineCanestest

GineCanestest es un test de Análisis Vaginal que ayuda a diagnosticar si estás sufriendo la candidiasis vaginal u otras infecciones vaginales y con el que podrás averiguar de una forma fácil y segura el tratamiento adecuado.

  • GineCanestest es muy simple y fácil de usar.
  • Clínicamente probado con una precisión superior al 90%.
  • Test de un único paso que ofrece resultados en segundos.

Cuándo acudir al médico

Consulta a tu médico de cabecera si notas un flujo anormal, especialmente si estás embarazada. Es importante una revisión cuanto antes para descartar otras infecciones y prevenir complicaciones.

Tu médico te preguntará acerca de tus síntomas y procederá a examinar la vagina. En algunos casos, se tomará una pequeña muestra del flujo vaginal mediante un lazo de plástico o un hisopo para que pueda ser examinado para detectar signos de la vaginosis bacteriana.

¿Por qué sucede?

La vagina contiene de forma natural una mezcla de muchas bacterias diferentes. En los casos de vaginosis bacteriana, el número de ciertas bacterias aumenta, afectando el equilibrio de los productos químicos en la vagina.

Lo que conduce a estos cambios en los niveles de bacterias no es clara. La Vaginosis Bacteriana no está clasificada como una infección de transmisión sexual, pero existirá un mayor riesgo de desarrollarla si eres sexualmente activa.

Las mujeres con vaginosis bacteriana pueden ser capaces de transmitir la enfermedad a otras mujeres que tienen relaciones sexuales con otros, aunque no está claro cómo sucede esto.

No hay evidencia que sugiera que las bacterias que causan esta vaginosis pueden afectar a sus parejas sexuales masculinas.

También hay una serie de factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollarla, incluyendo el uso de jabones perfumados.

El tratamiento de la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana generalmente se puede tratar con éxito utilizando antibióticos en pastillas o en un gel antibiótico que se aplica dentro de su vagina.

En la mayoría de los casos, se le recetaron pastillas de antibióticos para tomar dos veces al día durante cinco a siete días.

Sin embargo, es común que la vaginosis bacteriana se repita pasado un tiempo. Más de la mitad de las mujeres tratadas con éxito vuelven a presentar los síntomas de la infección, por lo general dentro de tres meses.

Complicaciones

Si la vaginosis bacteriana se desarrolla durante el embarazo puede aumentar el riesgo de complicaciones, como un parto prematuro o un aborto involuntario . Sin embargo, este riesgo es pequeño y parece ser más importante en las mujeres que han tenido estas complicaciones en un embarazo anterior. Por suerte la vaginosis bacteriana no causa problemas en la gran mayoría de los embarazos.

Como medida de precaución, debes ir a ver a tu médico de cabecera si estas embarazada y comienzas a tener flujo vaginal anormal.
También te puede interesar saber qué es el virus de papiloma humano, haz clic en el enlace.

Gel vaginal para tratar los síntomas de la vaginosis bacteriana

  • Reduce el malestar en la zona vaginal.
  • Reduce de forma eficaz el olor desagradable y el flujo vaginal anormal.
  • Restringe el crecimiento de bacterias nocivas.
  • Ayuda a las Bacterias beneficiosas a restablecer el medio natural.

La prevención de la vaginosis bacteriana

Las causas de la vaginosis bacteriana no se entienden completamente, por lo que no es posible evitarla por completo. Sin embargo, puedes reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad si evitas:

  • El uso de jabones perfumados
  • El uso de desodorante vaginal
  • El uso de detergentes fuertes para lavar la ropa interior

Esto puede alterar el equilibrio bacteriano natural en la vagina, por lo que es más probable que desarrolles la vaginosis bacteriana.

Promocion Especial en mi nuevo eBook
Comparte para que pueda ayudar a más mujeres. Muchas Gracias!!
Buffer this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn